¿Cómo ahorrar energía con el aire acondicionado?

Actualizado: 1 jul


El principal objetivo de todos los usuarios es conseguir el máximo nivel de confort en cuanto a la climatización de las estancias de su hogar. Y al mismo tiempo, que no experimente ninguna fluctuación en el consumo de energía, para que su rentabilidad no se vea afectada. Pero, ¿cuáles son las medidas concretas que hay que poner en marcha para ahorrar energía mediante el uso del aire acondicionado?


Consejos para ahorrar energía


El aire acondicionado es un dispositivo perfecto para obtener el confort deseado, por ello, os recomendamos los siguientes consejos para que las facturas de electricidad no aumenten.


Compra un dispositivo de bajo consumo.

Se recomienda hacer una buena compra de aire acondicionado para asegurar el mejor rendimiento del dispositivo a lo largo del tiempo pero también al menor coste. Por ello, te aconsejamos que compres un dispositivo de gama alta que además ofrezca una calificación energética A +, de consumo y ahorro energético. De esta forma te aseguras de que el coste de la factura de la luz de tu hogar no cambie. Los dispositivos con mejor calificación energética consumen menos energía.


Realiza el mantenimiento del dispositivo.

Por otro lado, es importante que un profesional con formación técnica realice el mantenimiento preventivo de los equipos. A veces sucede que el consumo de energía aumenta debido a varios tipos de fallas del aire acondicionado. Por lo tanto, intente realizar un examen completo. También es recomendable limpiar los filtros al menos tres veces al año para ahorrar energía.


Aprende a usar un termostato digital inteligente.

Otra cosa a considerar para ahorrar al usar un aire acondicionado es comprar un termostato digital. Este dispositivo permite el ahorro de energía debido a que el usuario puede regular el funcionamiento del dispositivo. Aunque no estés en casa y solo estés presente con un dispositivo digital, puedes controlar el aire acondicionado. De hecho, al usar un termostato digital junto con el aire acondicionado, puede regular la configuración de temperatura de tu hogar.


Ventila tu entorno con la frecuencia necesaria.

Para ahorrar con el uso del aire acondicionado, es importante utilizar el dispositivo en los momentos en que sea absolutamente necesario. Y al mismo tiempo tener en cuenta cuando es importante ventilar la habitación. Recomendamos ventilar una vez al día, y a primeras horas cuando es verano.


Mantenga puertas y ventanas bien cerradas.

Asegúrese de que el ambiente tenga las entradas y salidas de aire bien selladas para evitar que el aire interior se escape y que entre aire exterior.


Apague el aire acondicionado.

Adquiera el hábito de apagar el aire acondicionado cuando salga de la habitación por mucho tiempo. Eso sí, ojo, si estás fuera unos minutos o incluso media hora, es mejor dejarlo encendido porque encender y apagar el dispositivo también aumenta el consumo de energía.




Proteger el exterior del sol.

Las partes exteriores del aparato deben estar protegidas del sol, pero sin obstruir las rejillas de ventilación. Un techo es bueno para proteger los dispositivos contra el sobrecalentamiento y el mal funcionamiento.

38 visualizaciones

Entradas Recientes

Ver todo